Presentación de la candidatura de Luis Tudanca


«Viendo lo que se ve de la derecha, cualquier derecha pasada fue mejor», ha dicho Sánchez, que ha intervenido en Burgos, ante un millar de militantes y cargos del partido, en la presentación de la candidatura de Luis Tudanca a presidir la Junta de Castilla y León, casi al mismo tiempo que el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, participaba en otro acto de precampaña a 500 metros de él. «Al PP y Cs les pido que se abstengan o voten a favor de unos presupuestos que son buenos para la mayoría de este país», ha reclamado el presidente, para quien «ser patriota no es gritar, '¡Viva España!', sino trabajar todos los días para que en España se viva mejor».En su segundo acto de partido, tras el de ayer en Barcelona, desde que el viernes aprobó el Consejo de Ministros el proyecto de presupuestos, Sánchez ha sostenido que el crecimiento de la ultraderecha en España es exclusivamente responsabilidad de la derecha y que demuestra su «bancarrota moral, política e ideológica», porque «no es capaz de contraargumentarla con ideas y proyectos alternativos». «La falta de proyecto político de la derecha, su debilidad en los liderazgos, su renuncia a combatir con argumentos a la ultraderecha, en vez de abrazar sus argumentos,como hacen sin ningún tipo de rubor, demuestra que ellos son, y nadie más que ellos, los responsables del crecimiento de la ultraderecha en nuestro país», ha argumentado.

Tras recalcar que el PSOE «nunca» pactará con la ultraderecha porque es un «partido constitucionalista», se ha mostrado convencido de que, si los socialistas han terminado 2018 gobernando, en 2019 «se consolidará ese cambio con las elecciones municipales, autonómicas y europeas» del próximo 26 de mayo. A pocas horas de que el proyecto presupuestario de Sánchez entre en el Congreso para su tramitación parlamentaria, el presidente ha repasado sus ejes principales y ha hecho hincapié en que en siete meses su Gobierno ha hecho más por la justicia social que el PP en siete años. Al acto han asistido, entre otros, la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el expresidente de Castilla y León Demetrio Madrid, el único presidente socialista que ha tenido esta comunidad y al que Sánchez se ha referido como un «sabio compañero». Todos ellos han querido arropar al candidato autonómico Luis Tudanca, que en su intervención ha asegurado que los socialistas defenderán la Constitución tanto de la ultraderecha como de los independentistas «que quieren romper España».